APELLIDO BELTRI

Esta es la página Web de todos aquellos que tuvieron o tienen en el mundo, el poco frecuente apellido BELTRI. Pretende ser un punto de encuentro o reencuentro de todos nosotros, en la que cada uno pueda hallar sus orígenes a través de diversos documentos acerca del origen e historia del apellido, su heráldica, las migraciones, las diversas ramas de la familia, biografías de personas notables, fotografías familiares y los respectivos árboles genealógicos. También cuenta con un Foro, así como Enlaces a otras páginas Web relacionadas con la Genealogía, la Heráldica o con personajes importantes que portaron este apellido

Víctor Beltrí Roqueta [Arquitecto modernista]

Víctor Beltrí Roqueta Víctor Beltrí y Roqueta nació el 16 de abril de 1862 en Tortosa (Tarragona), en el seno de una familia humilde y con pocos recursos económicos. El padre del futuro arquitecto fue el escultor, dibujante y músico José María Beltrí Belilla (1829-1898) y su madre la profesora Mª Carmen Roquetas Estampres (1829-1887). Era el mayor de cinco hermanos: Víctor, Julián Vicente, José María, María Cinta Dolors e Ignacio Carlos. El ambiente intelectual de la familia ejerció una influencia decisiva en los primeros años del futuro arquitecto.En su juventud formó parte de un grupo de jóvenes artistas tortosinos aspirantes a pintores o escultores, entre los que destacaba el escultor Domingo Agustín Querol y Subirats (1860-1909), siendo la primera inclinación de Beltrí la pintura.
En septiembre de 1880 se traslada a Barcelona para matricularse de forma simultánea durante dos cursos en la Escuela de Arquitectura, la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y en la Escuela Oficial de Bellas Artes. A partir del curso 82-83 sólo se matricula en la Escuela de Arquitectura. Aquí recibe las enseñanzas de un grupo de profesores encabezados por su director Elías Rogent y Amat (1821-1897), entre los que destacaban Augusto Font y Carreras (1845-1924), Lluis Domenech i Montaner (1849-1923) y José Vilaseca y Casanovas (1848-1910). En la Escuela recibió una formación ecléctica en la que se concedía gran importancia, junto a la técnica, a la preparación artística.Para poder costearse los estudios tuvo que trabajar en el estudio del propio Augusto Font, en donde llega a alcanzar el puesto de delineante jefe. 

Durante estos años en Barcelona trabajó con Antonio Gaudí y Cornet (1852-1926), aunque no está claro en que consistió su colaboración. Buen alumno, finalizó la carrera diciembre de 1886.A la terminación de sus estudios se traslada a Tortosa para ejercer como Arquitecto Municipal entre 1887 y 1890, año en que por avatares políticos se ve obligado a presentar la dimisión junto con otros profesionales del consistorio. Lo más destacado de su paso por esta ciudad va a ser la ordenación de los Ensanches, la reforma del Mercado de Abastos (1886-87), la Audiencia de lo Criminal y Juzgados (1888) y el palacio Montagut (1889), así como numerosas intervenciones en obras públicas (puentes, carreteras..) y urbanísticas (calles, plazas, alcantarillado..).

 

En 1890 se traslada a Gandía (Valencia) para ocupar la plaza de Arquitecto Municipal. El Ayuntamiento le encarga una serie de trabajos importantes tales como el diseño del proyecto del Ensanche del Grao (1891-92), la Iglesia del Grao (1891), el Mercado (1892) y el Matadero Municipal (1893), las Escuelas públicas y Oficinas de Correos y Telégrafos (1893). Ninguna de estas obras fue construida a pesar de ser aprobadas, probablemente por ser proyectos demasiado avanzados para los regidores de la villa. De su paso por esta ciudad hay que resaltar además su labor pedagógica y social, ya que allí fundó unas clases gratuitas de dibujo para obreros.

Obras y trabajos en Tortosa (TARRAGONA) Obras y trabajos en Gandía (VALENCIA)
Obras y trabajos en Tortosa (TARRAGONA) Obras y trabajos en Gandía (VALENCIA)
Cansado de esta situación a mediados de 1893 presentó la dimisión tras ganar una plaza como Arquitecto Inspector técnico de la Hacienda de la provincia de Murcia, instalándose en su capital. En 1895 se traslada a vivir a Cartagena, dentro de la misma provincia, que en aquellos momentos era una ciudad en plena reconstrucción tras la sublevación cantonal, con una economía floreciente como consecuencia del auge experimentado en estos momentos por la industria minera. A principios de 1897 Beltrí abandona su puesto de Arquitecto Provincial de Hacienda para dedicarse exclusivamente al ejercicio libre de la profesión, realizando importantes obras para los acaudalados propietarios mineros. 

En Cartagena realiza lo mejor de su producción entre 1897 y 1920. destacando entre otras muchas obras: Casa Cervantes (1897), reforma del Casino (1897), Palacio Aguirre (1898), Casino de San Antonio Abad (1898), Colegio del Patronato del Sagrado Corazón de Jesús (1899), reconstrucción de la Catedral de Santa María la Vieja (1899), reforma del Casino del Círculo Militar (1900), Edificio Conesa (hacia 1900), Edificio Marango (1900-1926), dirección de la obras de la Casa Consistorial (1903), Casa Dorda Bofarull (1903), Edificio de Calle del Carmen 76 (hacia 1903), Edificio Castelló Gironés (1904), Edificio Alvarez del Valle (1904-1905), Edificio de Puertas de Murcia 14 (1906), Edificio Berruezo Céspedes (1906), Edificio Alessón (1906), dirección de obras de la Casa Maestre (1906), Edificio Carmen Linaza (1906), Edificio Avenida Colón 61 (hacia 1906), reforma del Palacio Escaño (1906-1910), reforma de la Iglesia de San Diego (1906), Almacén y oficinas de la Sociedad “El Día” (1906), Casas de los Catalanes (1907), Casa Dorda (1908), Real Club de Regatas (1911), Gran Hotel (1912), Casa Llagostera (1913), Casa del Niño (1917-1929), Edificio de Calle del Carmen 19 (hacia 1918), Casa Blas Davía (1918), Fundición Frigard (1918) y Edificio Torres (hacia 1920).

 

También durante esos años realiza numerosas casas unifamiliares, tanto en los alrededores de la ciudad como en el Ensanche: Hotel Barrington (1900), Villa Versalles (hacia 1900), Chalet Hernández Vidal (1902), Torre Catá (hacia 1903), Torre José (1904), Casa Beltrí (1904-1905), Torre Valeriola (hacia 1906), Villa Carmina (1906-1907), Villa Victoria (hacia 1908), Casa Zapata (1909-1910) y Huerto de las Bolas (1918).Dignas de mención son otras obras realizadas durante esta época fuera de Cartagena, tales como: el proyecto del Mercado Público de Abastos (1901), la Casa Rentero (1897-1902) y la Casa Cortés (hacia 1906) en La Unión (Murcia); el Casino (1908) y la Casa del Pueblo (1913) en el Llano del Beal (Murcia); la Casa del Tío Lobo (1913) en Portmán (Murcia) y el Palacete París (hacia 1908) en Gandía (Valencia).

 

Arquitectónicamente se decantó inicialmente por un eclecticismo de corte clasicista, al que le fue añadiendo elementos modernistas de forma progresiva. Durante su primera etapa se adivina la influencia de sus profesores de la Escuela de Arquitectura de Barcelona (Rogent, Font). Posteriormente, y hasta mediados de la segunda década del siglo XX, cada vez se encuentran en él más influencias modernistas tanto de Gaudí, como de otros de sus profesores de la Escuela de Barcelona tales como Lluis Doménech y sobre todo José Vilaseca, del que fue uno de sus más importantes discípulos. A partir de 1909 incorpora con bastante acierto el estilo de la escuela vienesa siguiendo a Otto Wagner (1841-1918). Destaca el concepto global de sus edificios, consiguiendo en sus obras la perfecta integración de todas las artes aplicadas, dentro del más puro espíritu modernista. Con Beltrí nos encontramos ante el mejor representante de esta corriente en la Región de Murcia y en el sureste español.A partir de los años veinte, y con un afán de estar al día, se incorpora arquitectónicamente a otras corrientes del momento tales como la casticista, llegando incluso al racionalismo, a veces con detalles de un tardío modernismo. Entre 1924 y 1929, ejerció como Arquitecto Municipal Auxiliar de Cartagena.

 

Durante estos años en que ejercía de Alcalde D. Alfonso Torres, se ejecutan numerosísimas obras públicas y de ornato, en las que interviene Beltrí.De esta época destacan: Edificio de Plaza del Rey 20 (1920), Edificio Rodríguez Yufera (1923), Casa de Misericordia (1923-1929), Parque Torres (1924), reforma del Huerto Ruano en Lorca (1925), reforma de la Iglesia de Santo Domingo (hacia 1925), fachada y torre de la Iglesia del Barrio de Peral (1926), Escuelas Municipales de Cartagena (1926), Hospitalidad de Santa Teresa (1926), Escuelas de La Palma (1927-1928), Asilo de la Concepción (1927), Casa de Pedro Marín (1927), Escuelas Graduadas de El Algar (1929), Edificio de Calle del Cañón 1 (hacia 1925), Edificio de Plaza de San Francisco 2 (hacia 1925), Edificio de Plaza del Rey 17 (hacia 1928) y Edificio de Plaza de San Agustín (1928). También ejecuta numerosas viviendas unifamiliares entre las que destacan: Villa Pilar de la Ctra. de Murcia (hacia 1925), Villa Pilar del Ensanche (hacia 1926), Villa Asunción (hacia 1926), Hotel Enriqueta Sánchez Llamusí (1927) o Villa Flora (1927).

Acaba sus días usando un estilo ecléctico en el que combina los mejores hallazgos de su vida profesional, llegando hasta el decó (Hotelito Azul). Entre 1929 y 1932 realizó más de cien obras en la ciudad de Murcia y en sus pedanías entre las que destacan el Casino de La Ñora (1931) y algunos grandes edificios. En Cartagena realiza, entre otras muchas obras, el Hotel José Mª Meca (1930), la Casa de Pedro Marín (1931), el Hotel Teófilo Alvarez (1932), el Edificio de Puertas de Murcia 5 (hacia 1933), el Edificio Cuesta de la Baronesa 1 (hacia 1933), el Edificio Calle de Muralla del Mar 4 (1933), la Escuela de Los Dolores (1934), el Edificio de Calle del Duque 31 (1934) y el Hotelito Azul en Los Urrutias (1935), así como la Casa Cachá en Lorca (1929).

Obras y trabajos en Cartagena (MURCIA) Obras y trabajos en otras localidades (MURCIA)
Obras y trabajos en Cartagena (MURCIA) Obras y trabajos en otras localidades (MURCIA)
Gran urbanista, además de los proyectos urbanísticos ya mencionados de los Ensanches de Tortosa y Gandía, realizó numerosos trabajos para cooperativas y sociedades en Cartagena, tales como la “Cooperativa La Conciliación” y la “Sociedad La Edificación”, así mismo múltiples obras de reformas y alineaciones de calles entre las que destacan la Calle Real y la Calle Gisbert.También realizó bellos panteones en Cartagena entre los que sobresalen los de la Familia de Camilo Aguirre (1906), la Familia Hinojal (indeterminada), los Camilleros de la Cruz Roja (1919), la Familia de Celestino Martínez (1921) y el del ilustre hijo de Cartagena, Isaac Peral (1926), así como el de la Familia de Pedro Salmerón en La Unión (1905).A su vez hizo proyectos muy destacados para la ciudad de Cartagena que finalmente no se ejecutaron, tales como las que diseñó para Lonja de Pescado (1904), Mercado de La Zuda (hacia 1915), Mausoleo de La Zuda (hacia 1915), Mercado de la Maestranza (1921), Mercado-Lonja de Alfonso XIII (1925-1927), fachada de la Iglesia de Santa María (1931) o para un Ateneo.Sorprende su obra por la enorme cantidad de proyectos y obras ejecutados durante su vida profesional, ya que hasta la fecha se tiene constancia de que realizara más de 1.000, así como por su variedad. Desde su primera etapa va a realizar múltiples trabajos de toda índole, incluyendo algunos más propios de un urbanista o de un ingeniero, que de un arquitecto. Con frecuencia sus obras tienen un fuerte contenido benéfico y social.

 

Además de los cargos anteriormente mencionados, durante su vida profesional ejerció como Profesor titular de Dibujo de la “Escuela Superior de Industria” de Cartagena, fue fundador del “Colegio profesional de Arquitectos” de la Delegación de Murcia, Arquitecto de la “Junta de Protección a la Infancia y Represión a la Mendicidad”, Arquitecto de la “Asociación de Propietarios”, Arquitecto de la “Cámara Oficial de la Propiedad Urbana” y Arquitecto de “Obras del Puerto”. También fue vocal de la “Junta de Fomento y Mejora de Casas Baratas”, inspector de las “Casas Baratas” y fundador del “Patronato Antituberculoso”.

 

A pesar de que muchas de sus obras están catalogadas y gozan de diversos grados de protección tales como B.I.C. (Bienes de Interés Cultural), e incluso como Monumento Nacional, un buen número de ellas desparecieron víctimas de la especulación de los años 60-70, de la desidia de los políticos, y algunas pocas como consecuencia de la Guerra Civil.

 

Algunas calles y plazas llevan su nombre en localidades de la Región de Murcia: “Calle Víctor Beltrí” en Torre Pacheco y Portmán y “Plaza de los Arquitectos Cerdán y Beltrí” en La Unión, aunque en Cartagena todavía no le ha dedicado el homenaje que justamente se merece.

 

Casado con Maria Teresa Villaseca Zanetti (Barcelona 1864-Murcia 1937) tuvo cuatro hijos: Carmen, José Luís, Matilde y Guillermo. Falleció en Cartagena el 4 de febrero de 1935.

 

Para más información consultar los Libros en formato PDF de la BIBLIOGRAFIA
BIBLIOGRAFIA:- “Adelante siempre. Arquitecto Víctor Beltrí y Roqueta (Tortosa 1862-Cartagena 1935)”, editado conjuntamente por el Colegio Oficial de Arquitectos y el Colegio de Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Murcia.- “Adelante Siempre: Arquitecto Víctor Beltri y Roqueta (1862-1935) 2ª parte”, (inédito). 

© 2017.Apellido Beltri