APELLIDO BELTRI

Esta es la página Web de todos aquellos que tuvieron o tienen en el mundo, el poco frecuente apellido BELTRI. Pretende ser un punto de encuentro o reencuentro de todos nosotros, en la que cada uno pueda hallar sus orígenes a través de diversos documentos acerca del origen e historia del apellido, su heráldica, las migraciones, las diversas ramas de la familia, biografías de personas notables, fotografías familiares y los respectivos árboles genealógicos. También cuenta con un Foro, así como Enlaces a otras páginas Web relacionadas con la Genealogía, la Heráldica o con personajes importantes que portaron este apellido

Guillermo Beltrí Villaseca [ Aparejador Municipal y Jefe del Servicio de Incendios del Ayuntamiento de Murcia y Presidente del Colegio de Aparejadores de Murcia]

Guillermo Beltrí Villaseca Guillermo Maria Francisco Beltrí Villaseca, nació en Cartagena (Murcia) el 15 de septiembre de 1901. Era nieto del escultor José María Beltrí Bellilla e hijo del gran arquitecto modernista Víctor Beltrí y Roqueta y de Teresa Villaseca Zanetti, siendo el más pequeño de cuatro hermanos: Carmen, José Luís, Matilde y Guillermo.Realizó el servicio militar en Infantería de Marina donde alcanzó el grado de Cabo. Debió de padecer alguna enfermedad de cierta importancia en su juventud, pues así se menciona en la prensa local de 1921 [1].Comenzó a cursar en la Escuela Superior de Industria en Cartagena [2], para luego pasar a la Escuela Industrial de Valencia a completar sus estudios de Aparejador, título que obtendría en abril de 1925. Pronto es nombrado Aparejador Municipal de Cartagena y empieza a colaborar con su padre en las obras que éste tenía en Cartagena (Asilo de Ancianos, Casa de Misericordia [3]..) y Lorca (reforma del Huerto Ruano). También ya aparece durante esos años en las reseñas de los periódicos como colaborador de su padre en la extinción de algún incendio en la ciudad departamental [4].Se casó la Iglesia de la Caridad de Cartagena el 9 de junio de 1927 con una joven de esta localidad llamada Mª Dolores Carreño García. Fruto de este matrimonio nacieron ocho hijos: Teresa, Víctor, Trinidad, José, Guillermo, Rafael, Carlos y Mª Dolores.

 

Tras la caida del consistorio municipal del Alcalde Alfonso Torres, se ve obligado a abandonar su puesto en el Ayuntamiento, pero pronto encuentra un buen trabajo en las obras del ferrocarril en Totana (Murcia), lugar donde se trasladó a vivir con su familia. En 1929 obtiene un puesto como Aparejador Municipal en el Ayuntamiento de Murcia. Desde este puesto interviene en numerosísimas obras colaborando en ocasiones con su padre Víctor Beltrí Roqueta, arquitecto que llega a firmar 128 proyectos de obras en Murcia y sus pedanías entre 1929 y 1932 [5], así como con otros grandes arquitectos como Pedro Cerdán Martínez (reforma del Mercado de Verónicas). Gran experto en cálculos del hormigón su fama se extendió dentro de la profesión por toda España. Fue muy señalada su intervención en la construcción del anfiteatro del Cinema Coy de Murcia. Para crear ese gran auditorio tuvo que realizar la primera viga de hormigón de gran envergadura que se hacía en la región. Tenía más de 25 metros y tuvo que estar a pié de obra de forma ininterrumpida durante su construcción, que duró casi dos días. Fue muy destacado a nivel nacional el que fuera reclamado desde Madrid para trabajar en la construcción del nuevo estadio del Real Madrid en Chamartín, una de las primeras grandes obras de hormigón que se realizaron en España. Así lo relataban en la prensa de Cartagena [6]:

“TRIUNFO DE UN CARTAGENERO”

 

Como resultado del concurso celebrado para la construcción del nuevo Stadio del Real Madrid en la capital de España en que fueron premiados los arquitectos Sres. Muñoz Monasterio y Gilimony, ha sido designado Aparejador de dichas obras nuestro paisano D. Guillermo Beltri que tan justa reputación tiene conquistada en su actual puesto de Aparejador Municipal de Murcia. Felicitamos al Sr. Beltri por este nuevo triunfo.”

 Una constante en su vida fue la defensa de los intereses de los aparejadores y su estrecha vinculación con la Asociación de Profesionales y con el Colegio. Fundador del Colegio Oficial de Aparejadores de Murcia, del que ostentaba el honor de ser el colegiado número 1, formó parte del equipo directivo durante más de 30 años. Llegó a ser su Presidente durante cuatro legislaturas, tras hacerse cargo del puesto al fallecer el anterior Presidente, su hermano José Luís Beltrí. Su extensa labor en el Colegio es un ejemplo más de una trayectoria impecable. Sorteó numerosos obstáculos que impedían que la profesión de Aparejador se consolidara. Negoció y presionó hasta las más altas instituciones, en una época complicada. El 6 de julio de 1967 anunció su renuncia en una junta que se recuerda muy emotiva. Se veía mayor y prescindible. Pero lo cierto es que, en palabras de la dirección actual del Colegio “éste no sería lo que es hoy sin el liderazgo de Don Guillermo”. Como homenaje el Colegio le distinguió con el título de Presidente de honor.
 También fue Jefe del Parque de Bomberos del Ayuntamiento de Murcia, donde llevó a cabo una de las renovaciones más importantes que sufrieron las instalaciones de la Glorieta de España. Además supo inculcar al Cuerpo de Bomberos la disciplina que él mismo imponía a su día a día. A su frente se distinguió en numerosas ocasionas por su valor y arrojo. Muy destacado fue su comportamiento heroico durante la Guerra Civil al frente del Cuerpo de Bomberos en las tareas de extinción de un gran incendio provocado por un bombardero que afectó al Arsenal de Cartagena, amenazando con hacer saltar por los aires a la población, y por la que años más tarde, concretamente en mayo de 1946, se le otorgó la Medalla al Mérito Naval de 1ª Clase con distintivo Blanco. Digno de destacar también fue su trabajo en la extinción del pavoroso incendio que se produjo el 1 de octubre de 1969 en la Refinería de Petróleos de Escombreras, y que obligó a trabajar de forma ininterrumpida durante ocho días a los bomberos, costando la vida a cinco personas [7].
Cuaderno de notas de Guillermo Beltri Villaseca  Primer Carnet del Cuerpo de Bomberos de Murcia
Cuaderno de notas de Guillermo Beltri Villaseca Primer Carnet del Cuerpo de Bomberos de Murcia
Diploma de concesión de la Medalla al Mérito Naval Ficha de Colegiado nº 1 del  Colegio Oficial de Aparejadores de Murcia
Diploma de concesión de la Medalla al Mérito Naval Ficha de Colegiado nº 1 del Colegio Oficial de Aparejadores de Murcia
Incansable trabajador, tuvo siempre la admiración y el cariño los obreros que trabajaron a sus órdenes. A su jubilación numerosas corporaciones locales de la provincia, entre las que destacan las de Murcia y Cartagena, así como diversas entidades y particulares, solicitaron la concesión de la Medalla al Mérito en el Trabajo [8]. En 1971, la Corporación Municipal le rindió un sentido homenaje por su labor como Jefe de Servicio de Incendios, imponiéndole dicha Medalla [9] por su labor desarrollada durante 41 años consecutivos al frente del Parque de Bomberos.
Persona muy afable y sencilla, educada, servicial y muy recta, era muy querido en la ciudad de Murcia y en toda la provincia. Era proverbial el enorme número de regalos que le llegaban todos los años por Navidad, incluso muchos años después de haberse jubilado, entre los que invariablemente se encontraban varios pavos enormes, que el hacía cocinar el día de Navidad en el restaurante “El Churra” de Murcia, para su numerosa familia que se reunía a tal efecto todos los años.
En su juventud fue un buen deportista (en la prensa de la época le denominaban “sportman”), destacando sobre todo en las regatas de veleros, en los que como patrón del “Spottorno” [10] alcanzó resonantes éxitos [11]. Amante de la buena mesa, los coches (autos los llamaba él), las regatas, los toros, el fútbol, las procesiones y la música. Fue durante muchísimos años socio del Casino de esta ciudad, así como del Real Murcia Club de Fútbol. Gran aficionado al cine heredó de su padre la costumbre de su padre de entrar todos los días un ratito a un ver una película que veía a trozos.
Gran amante de las procesiones, en su juventud participaba en el Tercio del Prendimiento en la Procesión del Miércoles Santo de los Californios de Cartagena [12]. Años más tarde, y ya en Murcia, fue Mayordomo del Santísimo Cristo del Perdón y más tarde fundador de la Cofradía del Santísimo Cristo del Refugio, en cuya Procesión de Jueves Santo ocupó durante muchísimos años el puesto de Mayordomo Mayor de Andas, iniciando así una importante tradición familiar.
En Murcia vivió inicialmente en la calle Santa Teresa, para luego trasladarse a Trapería y más tarde al entresuelo de la “Casa Cerdá” en la Plaza de Santo Domingo nº 5. Veraneaba en la localidad costera de Los Urrutias (Cartagena), en donde tenía un chalet conocido como el “Hotelito Azul”, una de las mejores obras tardías de su padre en estilo Decó [13]. En esta localidad ocupó el cargo de secretario del Club de Regatas [14].
Falleció en Murcia el 10 de junio de 1986, siendo enterrado en el Cementerio de Nuestro Padre Jesús de esta localidad.
Foto familiar
De pié y de izquierda a derecha: Carlos Beltrí Carreño, Guillermo Beltrí Carreño, Víctor Beltrí Carreño, José Beltrí Carreño y Rafael Beltrí Carreño.Sentados y de izquierda a derecha: Trinidad Beltrí Carreño, Guillermo Beltrí Villaseca, Mª Dolores Beltrí Carreño, Mª Dolores Carreño García y Teresa Beltrí Carreño.
BIBLIOGRAFIA 

Testimonios orales de la familia.

 

Archivo del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Murcia.

 

Diario “El Eco de Cartagena”. Diversos números.

 

Diario “El Porvenir”. Diversos números.

 

Diario “Cartagena Nueva”. Diversos números.

 

Diario “El Noticiero”. Diversos números.

 

Diario “El Eco de Cartagena”. Diversos números.

 

Guillermo Cegarra Beltrí. Libro “Adelante siempre: Arquitecto Víctor Beltrí y Roqueta (Tortosa 1862-Cartagena 1935)”. Colegios Oficiales de Arquitectos y de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de la Región de Murcia.

 

Guillermo Cegarra Beltrí. Libro “Adelante siempre: Arquitecto Víctor Beltrí y Roqueta (Tortosa 1862-Cartagena 1935). 2ª Parte” (inédito)

 

___________________________________________________________________________[1] Diario “El Eco de Cartagena”,1 de diciembre de 1921.

 

[2] Diario “La Tierra” de Cartagena, 4 de junio de 1921.

 

[3] Diario “El Porvenir” de Cartagena, 13 de marzo de 1924.

 

[4] Diario “Cartagena Nueva”, 16 de septiembre de 1926.

 

[5] Guillermo Cegarra Beltrí. Libro “Adelante siempre: Arquitecto Víctor Beltrí y Roqueta (Tortosa 1862-Cartagena 1935). 2ª Parte” (inédito).

 

[6] Diario “El Noticiero” de Cartagena, 26 de marzo de 1945.

 

[7] Incluso se llegó a filmar una película titulada “Escombreras 188 horas”.

 

[8] Diario “El Noticiero” de Cartagena, 14 y 19 de enero de 1971.

 

[9] No sabemos a ciencia cierta si finalmente le fue concedida pues hay disparidad de criterios según la fuentes consultadas.

 

[10] Probablemente llamado así como homenaje al arquitecto Mario Spottorno, fallecido en plena juventud.

 

[11] Diario “El Porvenir” de Cartagena, 28 de agosto de 1922.

 

[12] Diario “Cartagena Nueva”, 31 de marzo de 1926.

 

[13] Guillermo Cegarra Beltrí, “Adelante siempre. Arquitecto Víctor Beltrí y Roqueta (Tortosa 1862-Cartagena 1935)” página 226.

 

[14] Diario “El Noticiero” de Cartagena, 22 de noviembre de 1966.

© 2017.Apellido Beltri